Buscar entrada

Search
!Hola!
Cerrar sesion

Buscar entrada

Search

CATEGORÍA


Todo lo que necesitas saber sobre los gatos bosque de Noruega

El gato bosque de Noruega es tanto moderadamente activo como social.  Aunque aman a sus familias, también les gusta estar al mando. A los gatos bosque de Noruega se les suele encontrar cerca de sus tutores, ya sea a lado de ellos en el sillón, en la cama, o incluso en su regazo. Suelen ser gentiles y una excelente compañía para las familias con niños, así como con otras mascotas.

El gato bosque de Noruega se originó por primera vez en Noruega (dónde es conocido como skogkatt) cerca de 4 000 años atrás y es posible que haya ayudado a exploradores vikingos a mantener sus barcos libres de roedores. Su manto doble los mantuvo abrigados en los fríos ambientes escandinavos, mientras que su comportamiento tranquilo los hacía los compañeros perfectos para los estoicos vikingos.

A pesar de que la raza casi se extingue, los amantes del gato bosque de Noruega intentaron recuperarlo; sin embargo, sus esfuerzos se vieron interrumpidos durante la Segunda Guerra Mundial. Dichos esfuerzos revivieron después de la guerra y la raza pasó a convertirse en el gato oficial de Noruega. Fueron exportados de Noruega a finales de la década de 1970 y fueron presentados ante el consejo de la Asociación de Criadores de Gatos (CFA) para su registro en 1987.

Características físicas

Aunque el gato bosque de Noruega puede ser fácilmente confundido con otras razas de pelo semilargo o largo, existen algunas características que ayudan a distinguirlo.

 El pelo semilargo de esta raza consiste en un doble manto aislante, a prueba de agua formado por una capa de subpelo áspero que cubre un manto inferior denso. Su cola tupida y los mechones en sus patas lo mantienen abrigado en los climas fríos. Aunque con frecuencia encontrarás a estos gatos en variantes marrones y blancas, la raza puede presentarse en la mayoría de combinaciones de color y patrones. Además de sus distintivos mantos, los gatos bosque de Noruega tienen ojos largos y almendrados, cabezas y oídos triangulares, así como un perfil recto.

En general, el bosque de Noruega es una raza constitución robusta, de un tamaño mediano a grande, que tiende a madurar más lento que otros gatos. De hecho, estos gatos pueden tardar entre cuatro o cinco años en alcanzar la madurez.

El doble manto semilargo del gato bosque de Noruega es relativamente fácil de cuidar; sin embargo, se le pueden hacer nudos o matas de pelo si no se cuida de la manera adecuada. Cepillarlo o peinarlo una vez a la semana debería ser suficiente durante la mayor parte del año; no obstante, debes prestar más atención a su manto durante la primavera, dado que la muda es más intensa.

Con el cuidado adecuado, el gato bosque de Noruega no mudará más de lo normal. Si sientes que cepillarlo una vez a la semana no está funcionando, intenta acicalarlo con más frecuencia para evitar la acumulación de pelo en exceso. También hay que tomar en cuenta que la densidad del manto varía según la época del año y el clima, lo que significa que el manto de tu gato será más abundante durante el invierno o en climas fríos.

Comportamiento

Gentiles y tranquilos, inteligentes y amorosos, los gatos bosque de Noruega son la compañía perfecta.  Aunque por lo general no lo hacen, los gatos bosque de Noruega pueden llegar a trepar al regazo de sus tutores, pero solo durante períodos cortos de tiempo. Sin embargo, algo que sí les gusta hacer es estar cerca de sus seres queridos y se les puede encontrar con frecuencia descansando muy cerca de sus tutores. Los gatos bosque de Noruega suelen ser buenos para ser entrenados y les gustan los juguetes interesantes que los mantengan activos y entretenidos.

Ejercicio y espacio

El gato bosque de Noruega no necesita mucho para ser feliz, solo algo de amor, unos cuanto juguetes interesantes y espacio para deambular y descansar a su antojo. El gato bosque de Noruega no es una raza ruidosa; sin embargo, se ha sabido que “hablan” con sus tutores mediante pequeños chirridos.

El gato bosque de Noruega tiene un nivel de actividad moderado. A esta raza le gusta correr, saltar y jugar por períodos cortos de tiempo; no obstante, a estos episodios de actividad física le seguirán largos períodos de descanso o sueño.  Puedes mantener a tu gato bosque de Noruega feliz proporcionándole mucho entretenimiento, sobre todo rompecabezas o juguetes que los mantengan curiosos, así como mucho amor y atención. También les gusta subirse a lugares altos, así que un mueble para gato tipo árbol es una buena idea.

Nutrición

La mejor manera de mantener a un gato bosque de Noruega sano es asegurándote de que mantenga un peso saludable a través de ejercicio y una dieta adecuada. Se le debe proporcionar una dieta balanceada, de alta calidad, con comidas en porciones controladas. Debes evitar darle sobras de comida, mientras que los premios debes ofrecerlos con moderación, ya que pueden hacerlos ganar kilos de más con rapidez.

Salud

Como todas las razas, los gatos bosque de Noruega deben ser examinados por un veterinario una o dos veces al año para que cualquier cambio nuevo o sútil pueda ser detectado, como las anomalías cardíacas y respiratorias que se pueden presentar en la cardiomiopatía restrictiva.  La pronta detección de los problemas de la salud puede resultar en un diagnóstico y tratamiento inmediato, lo que por lo general conduce a un pronóstico más favorable. Los tutores de gatos que observen cualquier cambio en casa, como dificultad para respirar o respiración acelerada, letargo, pérdida de peso o del apetito, deben hacérselo saber a su veterinario, ya que podrían indicar problemas potencialmente graves.

Como en todas las razas, ciertas condiciones de salud pueden presentarse con mayor incidencia en los gatos bosque de Noruega o pueden tener una asociación genética. Los criadores responsables llevan a cabo una variedad de exámenes y pruebas genéticas antes de reproducirlos en un intento por reducir la incidencia de estas condiciones dentro de la raza.

Algunas de estas condiciones incluyen, pero no se limitan a las siguientes: 

  • enfermedad de almacenamiento de glucógeno
  • Cardiomiopatía restrictiva
  • Deficiencia de piruvato cinasa
  • Defecto del tabique ventricular.

Curiosidades

  • Al gato bosque de Noruega se le conoce como Skogkatt (o gato del bosque) en su país natal.
  • Los devotos admiradores de esta raza se refieren a ellos como wegies
  • Cuando fue importado a América del Norte, se le nombró bosque de Noruega.
  • Esta raza tiene un papel prominente en cuentos folclóricos y en la mitología. Se dice que fueros ellos quiénes tiraban del carro de la diosa nórdica Freya.
  • El rey Olaf V de Noruega declaró al gato bosque de Noruega el gato oficial de Noruega.

Productos relacionados

Well & Good ProStyle Deslanador para Gato Color Azul

Leaps & Bounds Arcoíris Interactivo para Premios para Gato, Azul

Sophresh Arena de Sílice Absorbente con Cristales para Control de Olor para Gato, 13.6 kg

Petlinks Juguete Electrónico con Movimiento Errático de Presa para Gato, 58 cm

You & Me Mueble Tipo Árbol Deluxe Ultra Resistente con 7 Niveles para Gato

Well & Good Carda con Puntas de Goma Rosa para Gato, Unitalla

¿Te gustó este post?

Comparte en tus redes favoritas

PetGallery

Compártenos en Instagram y Facebook las fotos más divertidas de Petco y tu mascota.

#petcofriends
@petcomexico

Da clic en la imagen y descubre más productos.

Dejar un comentario

Preguntas
Para preguntar debes iniciar sesión.