Buscar entrada

Search
!Hola!
Cerrar sesion

Buscar entrada

Search

CATEGORÍA


Los perros aman excavar, pero… ¿Cuál es la razón?

Estamos convencidos de que en varias ocasiones has visto ese curioso ritual que tiene tu perro antes de acostarse y tenderse a dormir; comienza a olisquear, luego da vueltas, escava sobre su cama o sobre el sofá y se tiende a dormir. Seguramente la misma cantidad de veces en las que te has preguntado: “¿Por qué lo hace?”. Para empezar, recordemos que el comportamiento en los animales, especialmente en caninos, es un proceso complejo que puede abordarse desde distintos ángulos; sin embargo, estamos seguros de que podemos aportar un poco de luz al respecto.

La conducta de excavar de los caninos es principalmente una herencia de sus antepasados los lobos, un remanente de sus instintos primitivos; no obstante, también puede ser muestra de algún tipo de problema, así que, atentos a los siguientes puntos.

Algunas de las razones por las que los perros rascan son.

El instinto

Las garras de los perros y su forma distintiva evolucionaron para ser funcionales y poder desgarrar fácilmente materiales blandos como la tierra, hojas, comida, y también, para realizar actividades comunes que ayudaran a asegurar su supervivencia como esconder comida o recursos preciados bajo tierra, alcanzar una presa que está huyendo por una madriguera, construir un lugar para lograr un parto seguro o resguardar a los cachorros en un refugio; así que, no es nada raro que conserven remanentes de este comportamiento natural dentro de casa.

Como un apartado especial, es necesario mencionar a los perros cuyas razas fueron seleccionadas para ser especialmente aficionadas y buenas excavando como los terriers, animales de fuerte constitución y conducta estrechamente ligada a una alta carga genética, así que en ellos rascar es más que común y es una conducta que conservarán gran parte de su vida.

La comodidad nunca será mal recibida

Esta es quizá una de las razones más evidentes del por qué los perros rascan antes de recostarse. Al igual que todos los animales, los perros también buscan hacer confortable el lugar en donde van a reposar, reacomodando, aflojando y ahuecando su lecho. Sus habilidades con las patas les permiten reorganizar los materiales y el sitio donde duermen con la intención de convertirlo en el lugar más cómodo para pasar el rato.

La comodidad nunca será mal recibida

Las variaciones en la temperatura ambiental desencadenan toda una serie de mecanismos fisiológicos y de comportamiento que permiten al cuerpo del animal adaptarse con éxito, de manera que los animales también utilizan el entorno para perder calor mediante la conducción calórica

Por eso, cuando hace calor, la tierra fresca del jardín representa un extraordinario aliado y puede formar una cama particularmente cómoda; por el contrario, en invierno, una superficie aislada del viento (como un hueco en la tierra) les ayudará a conservar mejor el calor. Rascar su cama, el sillón o la alfombra puede ser un comportamiento que han aprendido a lo largo de su vida y que repiten en determinadas circunstancias, o un guiño de supervivencia de sus antepasados más cercanos, los lobos.

Información y territorio

Las patas de los caninos cuentan con glándulas entre los dedos que les permiten transpirar para regular la temperatura y también les permiten secretar ciertas sustancias, como las feromonas.

Estas sustancias están repletas de información para otros individuos de la especie y la acción de rascar en el suelo les permite agitar y extender la presencia de dichas feromonas, ésta, es una efectiva manera de “marcar” su territorio, e informar a los demás perros sobre su sexo, estado de salud y disponibilidad de aparearse.

Falta de actividad y aburrimiento

Puede que, en ocasiones, los perros pasen mucho tiempo solos, sin actividades o en espacios sumamente reducidos, situaciones que generalmente les hacen mantener un superávit energético, desafiar su creatividad y que pueden desembocar en cuestiones tales como comportamientos repetitivos, destructivos o signos que sugieren algún tipo de ansiedad.

El acto de rascar o excavar es una conducta instintiva que se ha mantenido arraigada a la naturaleza de los caninos a lo largo de su evolución, aún hoy en día, el sofá, las camas y el jardín nos permiten ser testigos de lo que significó un comportamiento natural sumamente útil.

En casa, permitirle conservar este tipo de comportamientos con los aditamentos adecuados, y en los sitios correctos, engrandece de buena manera su repertorio conductual. Sin embargo, se debe prestar atención, ya que los comportamientos destructivos no se pueden tomar a la ligera. Si rascar se convierte en un comportamiento compulsivo o destructivo en tu canino, la mejor idea es acudir con el Médico Veterinario y descartar causas orgánicas o consultar con algún especialista en comportamiento animal sobre cómo lidiar y corregir el tema; sin embargo (spoiler alert), el ejercicio diario con tu canino es un básico para mantener el orden en casa.

Productos relacionados

Harmony Cama Hexagonal con Bordes Elevados Color Gris para Perro, Chico

Tonka Dispensador de Premios Diseño Llanta Ultra Resistente para Perro, 10 cm

Golden Dog Repelente Granulado, 900 g

You & Me Cable de Contención Reflectante para Exterior para Perro, 9 m

Aspen Pet EasyTurn Estaca de Sujeción de Fácil Colocación para Exterior para Perro, 45 cm

Synergy Labs Pet Calm Gotas Calmantes para el Estrés y Ansiedad para Perro y Gato, 59 ml

PetGallery

Compártenos en Instagram y Facebook las fotos más divertidas de Petco y tu mascota.

#petcofriends
@petcomexico

Da clic en la imagen y descubre más productos.

Dejar un comentario

Preguntas
Para preguntar debes iniciar sesión.