Buscar entrada

Search
!Hola!
Cerrar sesion

Buscar entrada

Search

CATEGORÍA


Lo que debes saber sobre el frío y las pulgas

Las pulgas son el parásito externo o ectoparásito más común de perros y gatos. Son pequeños bichos molestos que pueden causar grandes problemas. Por ejemplo, en algunas mascotas, las picaduras de pulga pueden causar una condición de extrema comezón llamada alergia al piquete de la pulga, que ocurre cuando su sistema inmune reacciona a la saliva de la pulga. Esa comezón provoca un intenso rascado que puede dañar gravemente la piel y provocar la caída del pelo. Además, las picaduras de pulga también pueden transmitir parásitos y provocar anemia.

Pero, las pulgas no solo son un problema en tu mascota, también lo son en el ambiente de tu hogar. Las pulgas adultas pueden poner hasta 50 huevos al día, por lo que las infestaciones de pulgas pueden convertirse rápidamente en un problema. Tanto es así que solo el 5 % de la población total de pulgas está en tu mascota, el resto como son los huevos, larvas y pupas se encuentra en tu hogar.

Durante mucho tiempo se pensaba que las pulgas solo eran problema en los días de calor, pero ¿sabías que también son un problema incluso en el frío? De hecho, pueden ser un problema mucho mayor en el otoño que en el verano, tanto que hay un nombre para ello conocida como, oleada de pulgas de otoño.

La oleada de pulgas de otoño

Las pulgas, al igual que varios insectos, pasan por varias etapas de desarrollo hasta llegar a ser adultos: huevo, larva y pupa. Las pulgas adultas ponen huevos en un huésped después de alimentarse, luego estos caen al suelo y eclosionan en larvas. A continuación, las larvas tejen un capullo pegajoso, protector y resistente a su alrededor para la fase de pupa. Esta etapa dura hasta que las condiciones son adecuadas, entre 18 y 30 ° C y alrededor del 70 % de humedad para que puedan emerger como adulto y encontrar un huésped para comenzar a alimentarse.

En el calor del verano o la primavera, las pulgas no están necesariamente en busca de un huésped del que alimentarse, ya que pueden encontrar varios con facilidad. Sin embargo, en el otoño e invierno la temperatura baja y el cuerpo caliente de tu mascota contrasta con el aire exterior más frío, lo que las convierte en un objetivo fácil. Además, el pelo más grueso de los perros es un entorno ideal para que las pulgas se alimenten y se reproduzcan. Durante el frío se esconden en lugares como los montones de hojas, o en el pasto alto.  

Por último, las pulgas no morirán hasta que se produzca una helada fuerte y sostenida en el invierno, por lo que podrán seguir reproduciéndose y buscando otro huésped constantemente.

Ten en cuenta que no solo tu perro está en riesgo. Los gatos que tienen contacto con el exterior también pueden ser el objetivo de las pulgas. Incluso, los gatos estrictamente de interior son susceptibles porque las pulgas pueden entrar a su hogar,

¿Cómo me deshago de las pulgas?

Lamentablemente, las condiciones de temperatura y humedad en interiores son ideales para las pulgas, lo que significa que pueden vivir todo el año dentro de tu casa. Para evitar esto, es muy importante realizar limpiezas frecuentes y exhaustivas. Te ofrecemos algunas estrategias para deshacerte de las pulgas:

  • Aspira toda la casa, incluida la sala, los cojines y la cama de tu mascota cada dos días. Tira la bolsa de la aspiradora cada vez porque las pupas de las pulgas pueden eclosionar dentro de las bolsas de la aspiradora.
  • Puedes usar insecticida en los lugares donde se esconden las pulgas en el interior de tu casa, como la tapicería, las alfombras y las grietas.
  • Lava con agua caliente la cama y los accesorios de tu mascota que se pueda lavar. Tira los juguetes que no se puedan lavar.
  • Rocía tu jardín con insecticidas según las instrucciones del producto. Ponte en contacto con un exterminador profesional si no te sientes cómodo o no tiene tiempo para librar tu casa y jardín de las pulgas.

¿Cómo evito las pulgas en otoño?

Prevenir es mucho más fácil y rentable que deshacerse de ellas. Tanto los perros como los gatos necesitan protección contra las pulgas durante todo el año, así que no te olvides de aplicarla en los meses de otoño e invierno. Administra un tratamiento preventivo para una protección óptima.

Recuerda que los antipulgas para perros y gatos no son intercambiables; las dosis para perros son tóxicas para los gatos.

¿Te gustó este post?

Comparte en tus redes favoritas

PetGallery

Compártenos en Instagram y Facebook las fotos más divertidas de Petco y tu mascota.

#petcofriends
@petcomexico

Da clic en la imagen y descubre más productos.

Dejar un comentario

Preguntas
Para preguntar debes iniciar sesión.