Buscar entrada

Search
!Hola!
Cerrar sesion

Buscar entrada

Search

CATEGORÍA


Enfermedades más frecuentes en perros de raza pequeña

Los perros de razas pequeñas tienen su propia personalidad, que puede diferir mucho de la de los perros medianos y grandes. Al igual que sus personalidades, algunos de los problemas de salud a los que se enfrentan también son muy diferentes.

Conoce las principales enfermedades que puede padecer tu perro de raza pequeña.

1

Luxación patelar

La luxación patelar es un trastorno hereditario muy común en perros pequeños. La patela o rótula es el término médico que se designa a la cabeza de la rodilla. Cuando la patela está luxada, significa que tiene la capacidad de salirse de su posición anatómica correcta.

Este padecimiento es  fácilmente diagnosticado por tu veterinario durante el examen físico. Es bastante fácil para un Pet Parent notar los síntomas de este problema. Si alguna vez has estado paseando a tu perro y has notado una extraña maniobra de tipo "salto de conejo", entonces es muy probable que tu perro pueda tener esta condición.

Esta condición no siempre requiere tratamiento, pero a veces puede ser lo suficientemente grave como para requerir cirugía. Hay varios tipos de procedimientos para corregir este problema si es lo suficientemente grave.

2

Colapso traqueal

El colapso de la tráquea es una afección respiratoria en la que la tráquea de una mascota comienza a debilitarse con el tiempo. La tráquea se mantiene abierta gracias a unos anillos de cartílago que permiten que el aire fluya libremente. Sin embargo, por una razón desconocida, este cartílago puede empezar a debilitarse y provocar una tos de tipo "seca" en las razas pequeñas.

Esta afección empeora cuando el perro también lucha contra obesidad o cuando el perro se emociona extremadamente. Aunque no se conoce ninguna forma de prevenir esta enfermedad, la mejor recomendación es utilizar arneses en lugar de collares para evitar el daño a la tráquea y mantener a los perros en un peso adecuado.

3

Síndrome braquicefálico

El síndrome braquicefálico es un conjunto de afecciones que afectan al sistema respiratorio de los perros con caras extremadamente chatas. Entre las razas «braquicéfalas» más comunes están los Pug, Bulldog inglés y el Bulldog francés.

Normalmente, cuando pensamos en nuestras típicas razas "braquicéfalas", pensamos en ronquidos. Por desgracia, esos ronquidos pueden ser indicios de algo más grave. Esta afección puede afectar a las fosas nasales, la tráquea, el paladar blando y la laringe. Los perros pueden padecer una o todas las partes de este síndrome. Pero, esta afección no se limita a las razas pequeñas, ya que hay algunas razas más grandes como el Bóxer que también padecen este síndrome.

Los síntomas de este síndrome pueden incluir dificultad respiratoria extrema o desmayos. Si la condición es lo suficientemente grave, el veterinario puede sugerir procedimientos quirúrgicos que se pueden hacer para hacer frente a cada parte de la anatomía que se ve afectada por este síndrome. A la mayoría de los perros se les diagnostica con este síndrome a una edad muy temprana.

4

Obesidad

Si bien esto puede parecer un problema obvio para todos los perros, los perros pequeños se encuentran más en riesgo de sufrir obesidad debido a la facilidad con la que se pasa por alto este problema.

La comida es amor en nuestra sociedad, pero no queremos "amarlos" hasta el punto de poner en riesgo su salud. La obesidad es una gran preocupación debido a los problemas de salud que puede causar y cómo empeora otras condiciones, como todo lo mencionado anteriormente. En las razas pequeñas y toy, un sobrepeso de solo un kilo puede tener efectos importantes en la salud general. 

Habla de los problemas de peso de tu perro con tu veterinario para mantener el rumbo correcto y obtener recomendaciones nutricionales, si fuera necesario.

5

Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal puede darse en perros de todos los tamaños, aunque las razas pequeñas y braquicéfalas corren más riesgo porque sus dientes tienden a estar más apiñados. La enfermedad periodontal está causada por una infección bacteriana de las estructuras que rodean los dientes.

Estas bacterias pueden acumularse por una posición incorrecta de los dientes o por una higiene bucal deficiente. La enfermedad periodontal grave puede provocar molestias extremas, pérdida de dientes e incluso problemas cardíacos y renales. Con cualquier mascota, una higiene bucal adecuada es extremadamente importante.

Si tu perro tiene un aliento apestoso, es posible que necesite algo más que un caramelo de menta. La mejor forma de prevenir la enfermedad periodontal es el cepillado diario, los exámenes bucales rutinarios y las limpiezas dentales profesionales recomendadas por tu veterinario.

6

Problemas de parto

Cuando una perra da a luz a sus cachorros, este milagro se denomina parto. Los problemas de parto en las razas pequeñas se deben a que suelen tener canales pélvicos estrechos y pueden agotarse rápidamente durante el parto. Esto se agrava cuando la madre lleva cachorros mucho más grandes porque el padre puede haber sido grande. 

Si estás pensando en reproducir a tu perro, lo mejor es que tu veterinario esté involucrado en todo el proceso. De este modo, podrá estar preparado para cualquier problema que pueda surgir, incluida una posible cesárea de emergencia.

7

Hipoglucemia

La hipoglucemia se produce cuando el nivel de azúcar en sangre de un animal desciende demasiado. Este problema afecta sobre todo a los cachorros de razas pequeñas desde el nacimiento hasta los 3 meses de edad.

La disminución de la glucosa puede deberse al estrés o a una espera demasiado larga entre comidas. Si piensas tener cachorros pequeños en casa, es muy importante que te asegures de que toman leche o comen con bastante frecuencia. Los signos de hipoglucemia son temblores, tropiezos al caminar e incluso pueden evolucionar a convulsiones y coma.

8

Enfermedad del disco intervertebral

Es muy común en perros de raza pequeña, sobre todo los que tienen la columna alargada y patas cortas, como los Dachshund, Shih Tzu o Pequinés. Este padecimiento afecta la columna vertebral, específicamente a los discos intervertebrales que se encuentran entre cada vértebra.

Estos discos sufren un desgaste en su parte blanda, sufriendo una rotura a través de la capa exterior fibrosa, creando una compresión en la médula espinal y disminuyendo el espacio entre las vértebras. Entre sus síntomas están un dolor intenso, que provoca que deje de correr, subir o bajar escaleras o que se pare en dos patas; en los casos críticos puede causar inclusive parálisis. El tratamiento médico dependerá de la gravedad de la lesión, llegando a necesitar en algunos casos cirugía de urgencia.

9

Insuficiencias cardiacas

Los perros senior de razas pequeñas son más propensos a sufrir cardiopatías cardiacas como la enfermedad de la válvula mitral y/o tricuspídea. En esta enfermedad se produce el engrosamiento de las válvulas, lo que ocasiona que no cierren de forma correcta y dejen un pequeño orificio por el cual, en cada latido, parte de la sangre que debe salir se regresa.

Durante la fase inicial, puede que no notes ningún signo, pero tu veterinario puede detectar la alteración durante el examen físico, cuando hace la auscultación cardiaca, escuchará el característico soplo cardiaco. En fases más avanzadas, los perros pueden notarse más cansados, tienen un aumento de las respiraciones, disminuyen la cantidad de ejercicio y en casos muy graves, pueden tener síncopes y un acúmulo de líquido en el pulmón que puede ocasionar la muerte.

Como tratamiento lo mejor es prevenir y llevar a tu perro a revisiones con tu veterinario cada 6 meses. Existen algunos medicamentos que ayudan a controlar los signos y a ralentizar los daños y signos, pero como tal este padecimiento no tiene cura.

10

Insuficiencia renal

La insuficiencia renal se produce cuando los riñones pierden gran parte de su capacidad para realizar sus funciones. Al igual que con los problemas cardiacos, en la fase inicial no se nota ningún signo, pero a medida que la enfermedad va avanzando se empiezan a notar.

En fases avanzadas, los perros se vuelven más débiles y están más cansados, comen menos y toman más agua de lo normal. El incremento de los niveles de residuos (urea, etc.) en la sangre, pueden ocasionar vómitos y diarrea. La urea puede producir también úlceras estomacales y llagas en la mucosa oral, lo que contribuye a la disminución del apetito. Los perros tienen una baja de peso muy grave y pueden desarrollar también anemia como consecuencia de la falta de la eritropoyetina renal.

Como en cualquier enfermedad lo mejor es prevenir, se deben realizar estudios sanguíneos y de orina cada 6 meses para verificar los niveles de urea y creatinina, en cuanto exista una alteración en alguno de ellos, tu veterinario puede iniciar un tratamiento para ralentizar los daños y signos.

Recuerda que la mayoría de estos padecimientos se pueden evitar o ralentizar con la ayuda de revisiones rutinarias con tu veterinario.

Productos relacionados

Hill's Science Diet Small Paws Alimento Seco Light para Perro Adulto Raza Chica Receta Pollo y Cebada, 2 kg

Well & Good Kit de Limpieza Dental para Perro Sabor Crema de Cacahuate

Good2Go Arnés Reflejante Acojinado Ajuste Americano Color Rosa para Perro, Chico

Outward Hound Juguete Resistente Cerdito Mini Invencible para Perro, X-Chico

Youly Correa Lisa de Nylon Color Rosa para Perro Raza Pequeña, 1.8 m

Petstages Orka Juguete Masticable Diseño Mini Hueso Plano para Perro, X-Chico

PetGallery

Compártenos en Instagram y Facebook las fotos más divertidas de Petco y tu mascota.

#petcofriends
@petcomexico

Da clic en la imagen y descubre más productos.

Dejar un comentario

Preguntas
Para preguntar debes iniciar sesión.