Buscar entrada

Search
!Hola!
Cerrar sesion

Buscar entrada

Search

CATEGORÍA


¿Cada cuánto debes lavar o cambiar las pertenencias de tu mascota?

¿Sabes cuándo debes lavar o cambiar los artículos de tu mascota? La importancia de hacerlo puede que no sea obvia, pero para mantener la salud de tu mascota es importante que limpies periódicamente sus artículos, y en dado caso de que ya estén muy viejos o rotos los cambies por unos nuevos.

A continuación, te damos una guía para mantener en perfecto estado las camas, tazones, y juguetes de su mascota.

Camas y cobijas

¿Con qué frecuencia lavas tus propias sábanas y colcha? Lavar la cama y las cobijas de tu mascota con regularidad es igual de importante.

Lavar la cama no sólo minimiza los olores caninos, sino que también ayuda a mantener la piel y el pelaje de tu perro con un aspecto saludable. Los perros y los gatos (que salen) tienen tendencia a meterse en todo tipo de cosas asquerosas cuando están en la calle. Luego arrastran toda la suciedad, bacterias, alérgenos y, a veces, plagas como las pulgas de vuelta a casa, y a menudo directamente a sus camas.

Lava semanalmente o cada 15 días la funda de la cama de tu mascota con un detergente suave, sin perfume y a una temperatura lo más alta que puedas. Revisa la etiqueta de cuidado para determinar la temperatura máxima. Aunque el agua más caliente es mejor para limpiar y desinfectar, a veces el agua muy caliente puede encoger la funda desmontable de la cama, lo que dificulta volver a introducirla después del lavado.

Comprueba también si puedes lavar a máquina el relleno de espuma.  Si puedes, hazlo. Si no, puedes lavarlo a mano con agua caliente y detergente suave, e incluso puedes añadir un poco de vinagre blanco al agua para ayudar a eliminar los olores. Algunas camas no cuentan con funda desmontable, y solo se pueden lavar por fuera. Revisa en la etiqueta si son aptas para meterse a la lavadora.

Si tu mascota duerme en tu cama, lava tus sabanas una vez a la semana. Lo mismo puede decirse de las cobijas favoritas de la casa en las que a tu mascota le gusta acurrucarse. Si lo prefieres, guarda dos juegos de sábanas para poder cambiarlo todo semanalmente con menos complicaciones.

Si lo que quieres es saber si debes cambiar la cama de tu mascota. Toma en cuenta estos parámetros, si contestas que sí a alguno de estos, definitivamente es momento de cambiar la cama.

  • Conserva malos olores, aún después de lavarla.

  • Perdida de su forma.

  • Soporte insuficiente (se hunde.)

  • Rasgaduras y decoloraciones.

  • Presencia de bultos, protuberancias o huecos.

  • Tu mascota ya no cabe en la cama.

Jaula

La jaula de tu mascota también debe limpiarse con regularidad. La frecuencia dependerá del uso que le dé tu mascota, puede ir de 1 vez a la semana o cada 15 días.

Dado que las jaulas suelen ser de plástico o alambre, deberían ser relativamente fáciles de lavar con un detergente suave y una manguera en el exterior, o con una esponja y toallas en el interior. Utiliza un desinfectante para eliminar el olor y combatir las bacterias. Deja que el desinfectante actúe sobre las superficies de la jaula durante 10 minutos y después enjuaga a fondo.

Tazones

Los tazones suelen pasarse por alto. De hecho, es tanto así, que se considera que los tazones para mascotas son uno de los objetos más sucios de los hogares con mascotas.

Dado que las bacterias pueden proliferar rápidamente en los tazones de comida y agua, se recomienda lavarlos a diario. El agua fresca y limpia es fundamental para la salud general de tu mascota, por lo que los tazones de agua limpios son esenciales para evitar bacterias que puedan dañarla. El agua llena de bacterias puede alterar el estómago de algunas mascotas.

La mayoría de los tazones son aptos para el lavavajillas, lo que facilita su limpieza y desinfección. También puedes lavarlos a fondo con agua caliente y jabón para platos. Si te preocupa que tu mejor amigo se quede sin agua un momento, puedes optar por tener a la mano un juego extra de platos para la comida y el agua.

Los tazones de cerámica y acero inoxidable están hechos para durar mucho tiempo. A diferencia de los tazones de plástico, los cuales deben sustituirse con más frecuencia. En general, en cuanto veas protuberancias, ranuras o arañazos en un plato, es hora de cambiarlo. En esas grietas pueden esconderse bacterias nocivas. Los tazones astillados también deben desecharse porque los bordes afilados y desconchados pueden herir a tu mascota.

Si tu mascota tiene una fuente, límpiala a fondo con regularidad. Aunque el agua en movimiento de la fuente ayuda a evitar que las bacterias se asienten tan rápidamente como en un tazón, las fuentes se ensucian y se vuelven viscosas. 

Lava todas las partes de la fuente con agua caliente y jabón para platos una vez a la semana. Para eliminar todo lo viscoso, sumerge el plato de la fuente en agua caliente y límpialo con un estropajo de tela.

Juguetes

Después de los tazones, los juguetes son el segundo lugar de los lugares más sucios de los hogares con mascotas.  Los juguetes de tu mascota pueden ser una fuente de bacterias coliformes (incluidas las bacterias estafilocócicas), levaduras y moho.

Lava los juguetes a mano con agua caliente y jabón para platos. Alternativamente, muchos juguetes incluidos los de goma e incluso los de tela, pueden colocarse en el estante superior del lavavajillas para una limpieza más profunda. Los peluches pueden lavarse en la lavadora con el delicado.

Por la seguridad de su mascota, te recomendamos que seas diligente a la hora de tirar los juguetes estropeados. Asegúrate de tirar los que estén dañados, sueltos o tengan bordes afilados. 

Si un juguete tiene una costura rasgada, o el relleno o el squeaker empiezan a salirse, es hora de tirarlo. Lo mismo ocurre con los juguetes de goma que se han mordido, ya que pueden tener bordes afilados que podrían herir a tu mascota. Los juguetes para gatos suelen tener cascabeles, plumas y otros accesorios. 

Considera la durabilidad a la hora de elegir los artículos de tu mascota. Ten en cuenta lo lavables que son y la dureza con la que tu mascota puede tratarlos.

Como cualquier otro aspecto del cuidado de tu perro o gato, mantener limpias sus pertenencias es una parte importante para mantener a tu mascota, feliz y sana. Recuerda que los perros son animales de costumbres.

Cuando limpies o repongas sus pertenencias, es posible que se muestren reticentes. Facilita que tu mascota acepte el cambio incorporando algo viejo (con un olor familiar) a lo nuevo. Coloca premios sobre o alrededor del nuevo objeto y elogia a tu mascota cuando empiece a utilizarlo.

Productos relacionados

Nature's Miracle Limpiador Enzimático Concentrado para Manchas y Olores Difíciles de Perro, 946 ml

Leaps & Bounds Juguete con Forma de Ratón de Peluche Jumbo para Gato, Azul

Ecos Breeze Deodorizante de Telas Aroma Té de Limón, 591 ml

Reddy Cama Resistente Tipo Sofá Color Verde para Perro, Chico

Leaps & Bounds Ruffest & Tuffest Juguete Afelpado Diseño Zarigüeya Vientre de Goma para Perro, Mediano

Ecos Breeze Deodorizante de Telas Aroma Magnolia/Lirio, 591 mll

PetGallery

Compártenos en Instagram y Facebook las fotos más divertidas de Petco y tu mascota.

#petcofriends
@petcomexico

Da clic en la imagen y descubre más productos.

Dejar un comentario

Preguntas
Para preguntar debes iniciar sesión.